malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

jueves, 31 de agosto de 2017

SOBRE LA SOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS, Julio Cortázar






Si un gobierno declara ininteligible a un almirante pasarán cosas extrañas en el país, porque nunca se ha sabido que a un almirante le agrade ser declarado ininteligible y todavía menos que un gobierno civil haya declarado ininteligible a un almirante.

Si a pesar de eso el gobierno lo declara, sucederá que el almirante declarado telefoneará a otros almirantes y en algún lugar del buque insignia habrá una reunión secreta donde numerosas condecoraciones y charreteras se agitarán convulsionadas, tratando de poner en claro cosas tales como el significado de la ininteligibilidad, por qué se declara ininteligible a un almirante y, en caso de que la declaración tenga algún fundamento, cómo puede ser que el almirante declarado haya procedido ininteligiblemente hasta el punto de que declaren, y así sucesivamente.

Lo más probable es que los almirantes inteligibles se solidaricen con el declarado, en la medida en que la susodicha declaración afecta el buen nombre y honor de un colega que a lo largo de su digna carrera no ha dado jamás el menor motivo para que lo declaren. En consecuencia, si se acata la declaración del gobierno se navega a toda máquina hacia la anarquía y el retiro forzoso, por lo cual frente a la gravedad de los hechos sólo cabe una respuesta solidaria: concentrar la escuadra en la rada y bombardear la casa de gobierno, que un arquitecto insensato ha puesto prácticamente al borde del agua con las consiguientes ventajas balísticas.

Sin embargo, no es posible desechar la posibilidad de que los almirantes, conscientes del hecho de que el gobierno responderá a tan legítima actitud con el bajo recurso consistente en movilizar al ejército y a la aviación so pretexto de que en el bombardeo han perecido varios miles de ciudadanos, decidan finalmente persuadir al almirante declarado para que demuestre públicamente que la declaración carece de todo fundamento. A tal fin, después de ponderadas deliberaciones, convencerán al almirante de que debe escupir sin más dilación el chewing-gum que se obstina en chupar y soplar desde las últimas navidades y, en caso de que el almirante declarado arguya que aprecia demasiado su chewing-gum como para escupirlo, lo acorralarán en un extremo de la cabina y le apretarán la nariz hasta que abra la boca, momento en que el dentista de a bordo le extraerá el chewing-gum con la pinza que siempre tienen los dentistas navales para casos parecidos.

Cumplida esta etapa tan amarga cuanto necesaria, los almirantes comunicarán rotunda y telefónicamente al gobierno que el declarado no sólo ha sido nunca ininteligible, sino que su inteligibilidad es orgullo y alegría del almirantazgo, razón por la cual en un plazo de veinticuatro horas deberá revocarse la declaración so pena de graves represalias. EL gobierno se manifestará sorprendido por tan adusta decisión y reclamará las pruebas pertinentes, ocasión en la cual el almirante declarado hará oír su voz por teléfono y el gobierno tendrá amplia oportunidad inteligible de percatarse de que es un almirante perfectamente inteligible y que la declaración carece ya de todo fundamento, terminando el episodio con un intercambio de frases festivas y promesas recíprocas de lealtad y patriotismo.

Como prueba complementaria y decorativa, se enviará al gobierno por correo certificado una cajita de plexiglás en la cual se habrá acondicionado el chewing-gum, cuidando de no romper la última burbuja producida por el almirante puesto que le da un aire parecido al de una perla y ya se sabe que los almirantes y sus esposas tienen el más alto respeto por estas excrecencias que simbolizan el mar, aparte de que cuando son auténticas cuestan horrores.


domingo, 27 de agosto de 2017

Insistir en el gemido como un gong



Deja abiertas todas las puertas
Porque necesito entrar
Ocupar espacios
Hacer mío tu salón de estar
Tu habitación de dormir
Tu espejo de salpicar cuando te lavas la cara
Tu cocina de llenar de humo
Tu terraza de árboles de jade sedientos
Necesito abrazar tu timbre
Y tu portal, como una perra hermosa
Y decidida
Hambrienta
Que deja migas en el tapiz
Y araña suelos
Necesito coronar umbrales sin tiempo
Alfombrar con mi ropa la ruta al sofá
Como una rayuela improvisada
Del quién da más
Me gusta reincidir
En el desastre y en las calles adyacentes
Arrancar de raíz lo que tengas para darme
El lirismo de nuestros íntimos accidentes
Así, ansiosa y brutal
Llenarme de tierra las manos
La boca
El corazón
Lamer el imperio de tu mirada
Porque justo ahí me siento viva
De esas que vuelan sobre los tejados
De esas que sorben océanos de un trago
Ser lo que nadie quiere echar de menos
Hacer cueva india con mi pelo
Protegerte
Mientras somos lengua labios dientes
Saliva bálsamo
Cuántas calles nos inventamos el uno al otro
Haciendo malabares con la rabia
Insistiendo en el gemido
Como un gong
Que ha de retumbar en los silencios
Y que yo le llame poema/boxeo/esgrima
A cómo nos tocamos el uno al otro
A nadie le importa
A nadie concierne

A nadie a nadie a nadie

jueves, 17 de agosto de 2017

el cor
























Avui em fa mal, el cor
el bateig, sembla la tremolor més lletja
una mena d'afilades ungles
que m'espesseixen la sang
em venen al cap, ses ferides
de la plaça de Sant Felip Neri
ho puc veure tot 

la rambla ferida
en el moment que es trenca
i pateixo
a dintre
fort.

Trucades.
Missatges.
Ubicar els amats

i després no sé què ve,
un dolor,
anònim, potser,
però fort

Barcelona també és ca meva
El món, és ca meva, 

tu ets ca meva.







lunes, 14 de agosto de 2017

las bajantes del corazón

























Como si sonara un vals de niebla y nicotina,
quiero ponerlo todo perdido de ti y de mí
atender a la sinrazón
ser buena para el fango y los nudos dobles
fermentar en barrica de roble
para acabar habitando las bajantes de algún corazón

romper el cuello del alfil querido que nunca usaré
que los perros y la poesía se parezcan tanto
que acaben haciéndolo en mi salón
que tu carne, suelo lunar
y yo, hendidura-arrebato
sean un instante
territorio transitable

aquí ahora mismo,
se reproduce un ahogo
a cámara lenta

nunca quise un corazón
lleno de parterres
preferí la arritmia,
la palabra-planta venenosa
y la señal subjetiva

una barbilla-taberna
y un semidiós que se hunda,
tranquilo, entre mis brazos
para acabar siendo lechosa marea
y perpetrar el desahogo
alimentar la fosa común de los daños,
que ya hicimos molde para el dolor,
sabemos lo que es el rastro
y cruzamos, en piel, tantas fronteras
que cayeron todas las lágrimas a peso,
y nos aprendimos las rayuelas
que acababan en pozo
o en cuneta que escupe flores

desventura, desnudo, destrozo, despedida
siempre,
rabias negociadas a pares o nones
mascar destellos
durante la alegría
pero el tiempo sólo lo detiene la muerte
la marca que deja la urgencia
se clava bien dentro
pero somos animales urgentes
que quieren mojar cuerpo en salitre
celebrar la ropa interior húmeda
y el miedo nunca a solas
encharcar espacios intercostales
fabricar otras bocas
golpear/acariciar a golpe de espolón
trotonas
como si la vida rebosara rojos inventados
como si nos lo hubiéramos creído todo

nada es inmortal
todo acaba despedazado
en un descampado seco
a las puertas de contenedores de reciclaje
sin saber muy bien
dónde va

dónde vamos.

viernes, 11 de agosto de 2017

J'accuse, Damien Saez




1898, Émile Zola y su famoso artículo J’accuse
2010  Damien Saez, francés de padre español y madre argelina, según Daniel Boluda, adalid del cortavenismo francófono. Enfant terrible, vapuleado por la fina línea que diferencia apología de denuncia.  

Basta adentrarse y fascinarse con sus letras para saber en qué lado se halla. 

YO ACUSO
hace falta gasolina para el coche
esconder la tarjeta de crédito en el coño
hace falta el pavo para Navidad
y hay que broncearse durante las vacaciones

hay que tener saldo en el móvil
para olvidar la soledad
hacen falta chicas que salgan en televisión
también consumir viagra para lograr una erección

hace falta hierba en el tabaco
convendría dejar de fumar
el gimnasio está lleno de máquinas 
donde tambalearse y hay que entrenar

se tiene que cruzar por el paso de cebra
no beber si se conduce
se tienen que gastar los pocos ahorros
y se necesita una red especial para niños

además hay que parecer payasos
tienes que salir en la tele 
para estar en la farándula
con los que tienen dinero

doy paseos por los centros comerciales
donde compro aunque no tenga suficiente dinero
yo avanzo en función de los accesorios
y las basuras ilimitadas

las personas hablan mal
la gente es tonta 
o al menos tan tontos como yo
dejarse hacer, dejarse follar 
y que te preñen
de bebés como hologramas

palabras de amor vía satélite
pero esos cabrones no saben ni leer
ni siquiera saben alimentarse
los transgénicos están en los biberones
sí! y lo mejor es que esto te hará menos estúpido
cuando mueran por la mutación de la gripe porcina de los cerdos

Oh! el hombre no desciende del mono
más bien desciende del borrego
Oh! el hombre no desciende del mono
más bien desciende del borrego
 (...)

Parece que hay que despedir a los profesores
y también a los trabajadores sociales
Los funcionarios no sirven de nada
ni las enfermeras que cobran mil euros
los accionistas tienen que hacer dinero
con la salud y los hospitales

ve a curarte a Inglaterra
ve a ver el aspecto que tienen sus metros
debe haber alguna razón 
ya que hemos perdido nuestras transacciones
dejándonos encular
por nuestras necesidades y nuestras religiones

hay que tirar los móviles a la mierda
así como destruir la televisión
también hay que esposar 
a cada presentador de telediario

yo acuso
desde el megáfono de la asamblea
yo acuso


J'accuse