malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

lunes, 14 de agosto de 2017

las bajantes del corazón

























Como si sonara un vals de niebla y nicotina,
quiero ponerlo todo perdido de ti y de mí
atender a la sinrazón
ser buena para el fango y los nudos dobles
fermentar en barrica de roble
para acabar habitando las bajantes de algún corazón

romper el cuello del alfil querido que nunca usaré
que los perros y la poesía se parezcan tanto
que acaben haciéndolo en mi salón
que tu carne, suelo lunar
y yo, hendidura-arrebato
sean un instante
territorio transitable

aquí ahora mismo,
se reproduce un ahogo
a cámara lenta

nunca quise un corazón
lleno de parterres
preferí la arritmia,
la palabra-planta venenosa
y la señal subjetiva

una barbilla-taberna
y un semidiós que se hunda,
tranquilo, entre mis brazos
para acabar siendo lechosa marea
y perpetrar el desahogo
alimentar la fosa común de los daños,
que ya hicimos molde para el dolor,
sabemos lo que es el rastro
y cruzamos, en piel, tantas fronteras
que cayeron todas las lágrimas a peso,
y nos aprendimos las rayuelas
que acababan en pozo
o en cuneta que escupe flores

desventura, desnudo, destrozo, despedida
siempre,
rabias negociadas a pares o nones
mascar destellos
durante la alegría
pero el tiempo sólo lo detiene la muerte
la marca que deja la urgencia
se clava bien dentro
pero somos animales urgentes
que quieren mojar cuerpo en salitre
celebrar la ropa interior húmeda
y el miedo nunca a solas
encharcar espacios intercostales
fabricar otras bocas
golpear/acariciar a golpe de espolón
trotonas
como si la vida rebosara rojos inventados
como si nos lo hubiéramos creído todo

nada es inmortal
todo acaba despedazado
en un descampado seco
a las puertas de contenedores de reciclaje
sin saber muy bien
dónde va

dónde vamos.

viernes, 11 de agosto de 2017

J'accuse, Damien Saez




1898, Émile Zola y su famoso artículo J’accuse
2010  Damien Saez, francés de padre español y madre argelina, según Daniel Boluda, adalid del cortavenismo francófono. Enfant terrible, vapuleado por la fina línea que diferencia apología de denuncia.  

Basta adentrarse y fascinarse con sus letras para saber en qué lado se halla. 

YO ACUSO
hace falta gasolina para el coche
esconder la tarjeta de crédito en el coño
hace falta el pavo para Navidad
y hay que broncearse durante las vacaciones

hay que tener saldo en el móvil
para olvidar la soledad
hacen falta chicas que salgan en televisión
también consumir viagra para lograr una erección

hace falta hierba en el tabaco
convendría dejar de fumar
el gimnasio está lleno de máquinas 
donde tambalearse y hay que entrenar

se tiene que cruzar por el paso de cebra
no beber si se conduce
se tienen que gastar los pocos ahorros
y se necesita una red especial para niños

además hay que parecer payasos
tienes que salir en la tele 
para estar en la farándula
con los que tienen dinero

doy paseos por los centros comerciales
donde compro aunque no tenga suficiente dinero
yo avanzo en función de los accesorios
y las basuras ilimitadas

las personas hablan mal
la gente es tonta 
o al menos tan tontos como yo
dejarse hacer, dejarse follar 
y que te preñen
de bebés como hologramas

palabras de amor vía satélite
pero esos cabrones no saben ni leer
ni siquiera saben alimentarse
los transgénicos están en los biberones
sí! y lo mejor es que esto te hará menos estúpido
cuando mueran por la mutación de la gripe porcina de los cerdos

Oh! el hombre no desciende del mono
más bien desciende del borrego
Oh! el hombre no desciende del mono
más bien desciende del borrego
 (...)

Parece que hay que despedir a los profesores
y también a los trabajadores sociales
Los funcionarios no sirven de nada
ni las enfermeras que cobran mil euros
los accionistas tienen que hacer dinero
con la salud y los hospitales

ve a curarte a Inglaterra
ve a ver el aspecto que tienen sus metros
debe haber alguna razón 
ya que hemos perdido nuestras transacciones
dejándonos encular
por nuestras necesidades y nuestras religiones

hay que tirar los móviles a la mierda
así como destruir la televisión
también hay que esposar 
a cada presentador de telediario

yo acuso
desde el megáfono de la asamblea
yo acuso


J'accuse