malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

martes, 12 de febrero de 2008

EL ALBATROS - Charles Baudelaire

Por distraerse, a veces, suelen los marineros
dar caza a los albatros, grandes aves del mar,
que siguen, indolentes compañeros de viaje,
al navío surcando los amargos abismos.
Apenas los arrojan sobre las tablas húmedas,
estos reyes celestes, torpes y avergonzados,
dejan penosamente arrastrando las alas,
sus grandes alas blancas semejantes a remos.
Este alado viajero, ¡qué inútil y qué débil!
Él, otrora tan bello, ¡qué feo y qué grotesco!
¡Éste quema su pico, sádico, con la pipa,
aquél, mima cojeando al planeador inválido!
El Poeta es igual a este señor del nublo,
que habita la tormenta y ríe del ballestero.
Exiliado en la tierra, sufriendo el griterío,
sus alas de gigante le impiden caminar.

lunes, 11 de febrero de 2008


MIEDO - Raymond Carver

MIEDO DE VER UNA PATRULLA POLICIAL DETENERSE FRENTE A LA CASA. MIEDO DE QUEDARME DORMIDO DURANTE LA NOCHE. MIEDO DE NO PODER DORMIR. MIEDO DE QUE EL PASADO REGRESE. MIEDO DE QUE EL PRESENTE TOME VUELO. MIEDO DEL TELÉFONO QUE SUENA EN EL SILENCIO DE LA NOCHE MUERTA. MIEDO A LAS TORMENTAS ELÉCTRICAS. MIEDO DE LA MUJER DE SERVICIO QUE TIENE UNA CICATRIZ EN LA MEJILLA. MIEDO A LOS PERROS AUNQUE ME DIGAN QUE NO MUERDEN. ¡MIEDO A LA ANSIEDAD! MIEDO A TENER QUE IDENTIFICAR EL CUERPO DE UN AMIGO MUERTO. MIEDO DE QUEDARME SIN DINERO. MIEDO DE TENER MUCHO, AUNQUE SEA DIFÍCIL DE CREER. MIEDO A LOS PERFILES PSICOLÓGICOS. MIEDO A LLEGAR TARDE Y DE LLEGAR ANTES QUE CUALQUIERA. MIEDO A VER LA ESCRITURA DE MIS HIJOS EN LA CUBIERTA DE UN SOBRE. MIEDO A VERLOS MORIR ANTES QUE YO, Y ME SIENTA CULPABLE. MIEDO A TENER QUE VIVIR CON MI MADRE DURANTE SU VEJEZ Y LA MÍA. MIEDO A LA CONFUSIÓN. MIEDO A QUE ESTE DÍA TERMINE CON UNA NOTA TRISTE. MIEDO A DESPERTARME Y VER QUE TE HAS IDO. MIEDO A NO AMAR Y MIEDO A NO AMAR DEMASIADO. MIEDO A QUE LO QUE AME SEA LETAL PARA AQUELLOS QUE AMO. MIEDO A LA MUERTE. MIEDO A VIVIR DEMASIADO TIEMPO. MIEDO A LA MUERTE. YA DIJE ESO.

domingo, 10 de febrero de 2008


Vida y muerte de un pueblo español - ELLIOT PAUL

(...) Más de un año después, estaba sentado en la trastienda del bar de Cosmi cuando entró Anna para decirme que había alguien fuera que deseaba verme. En la habitación exterior, me encontré a la mujer, vestida con su mejor conjunto de pañuelo y chal, y acompañada por un hombre tímido, de enormes manos y muñecas rojas, y un bebé. El hombre sostenía al niño y, con los ojos rebosantes de gozo, señalaba el rostro que se había quemado. No le había quedado una sola marca. Muy tímidamente, la mujer sacó un lustroso gallo negro vivo de debajo de su chal y me lo tendió. A su lado, en la mesa, había una cesta de huevos y otra llena de higos negros secos y almendras. Anna Cosmi, sensible a las situaciones sociales, me dio un pequeño empujón y me indicó con el movimiento más leve imaginable de sus vivos ojos negros que debía aceptar los obsequios. La familia había viajado en un carro tirado por un burro desde Santa Gertrudis para encontrarme, preguntando a la gente por el camino. ¿Un forastero con barba? Ah, se refiere a Xumeu. (En Santa Eulalia, me habían dado un nombre ibicenco.) El latido del corazón de un gallo vivo entre las manos produce una sensación extraña. Muchas veces pienso en los miles de amables gestos palpitantes que he recibido y a los que no he correspondido debidamente. A todos los que me habéis ofrecido ayuda y compasión, donde quiera que estéis, me gustaría enviaros una madre española joven, muy tímida, vestida con ropas luminosas, y a un agricultor fornido de cuello enrojecido con un niño en brazos. Quisiera mandaros a la puerta de casa un burro amarrado a un carro de dos ruedas, y poner en vuestra mesa una cesta de huevos -todos ellos inmaculados- e higos y almendras. Me gustaría dejaros de pie, pensativos, con un gallo negro vivo entre las manos.

Poema de Rudyard Kipling

"si guardas en tu puesto la cabeza tranquila cuando todo a tu lado es cabeza perdida; si tienes en ti mismo una fe que te niegan y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan; si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera, si engañado no engañas; si no buscas más odio que el odio que te tengan...si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres. si sueñas y los sueños no te hacen su esclavo; si piensas y rechazas lo que piensas en vano. si tropiezas el Triunfo; si llega tu Derrota y a los dos impostores los tratas de igual forma. si logras que se sepa la verdad que has hablado a pesar del sofisma del orbe encanallado. si vuelves al comienzo de la obra perdida, aunque esta obra sea la de toda tu vida. si arriesgas en un golpe y lleno de alegría tus ganancias de siempre a la suerte de un día, y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea sin decir nada a nadie, de lo que es y de lo que era. si logras que tus nervios y el corazón te asistan aún después de su fuga de tu cuerpo en fatiga y se agarren contigo cuando no quede nada, porque tú lo deseas, lo quieres y lo mandas. si hablas con el pueblo y guardas tu virtud. si marchas junto reyes con tu paso y tu luz. si nadie que te hiera llega a hacerte la herida. si todos te reclaman y uno te precisa. si llenas el minuto inolvidable y cierto de sesenta segundos que lleven al cielo... todo lo de esta tierra será de tu dominio. y mucho más aún, serás HOMBRE, hijo mío".

MOBY DICK - Herman Melville

Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y arreglar la circulación. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un nuevo noviembre húmedo y lloviznoso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas de ataúdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondria me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a derribar metódicamente el sombrero a los transeúntes, entonces, entiendo que es más que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda. Es mi sustituto de la pistola y la bala. Catón se arroja sobre su espada, haciendo aspavientos filosóficos; yo me embarco pacíficamente. No hay en ello nada sorprendente. Si bien lo miran, no hay nadie que no experimente, en alguna ocasión u otra, y en más o menos grado, sentimientos análogos a los míos respecto del océano.

sábado, 9 de febrero de 2008



MUROS

dentro tengo recovecos
rincones ocultos
esquinas desiertas
muros
dentro tengo portales vacíos
plazoletas de pueblo triste
callejones sin salida
vertederos
de pronto abro mis puertas
y lo hallo todo revuelto:
el corazón piensa,
la cabeza siente
dentro tengo patios vacíos
quintos pisos sin ascensor
pequeñas despensas
tendederos
dentro tengo terrazas sin vistas
jardines secos
escaleras tortuosas
trasteros
y tú allí,
lejos,
como un país extranjero,
con tu idioma y tus costumbres...
ya casi nunca te entiendo


CHELSEA HOTEL - Leonard Cohen (to Janis Joplin)

I remember you well in the Chelsea Hotel, you were talking so brave and so sweet, giving me head on the unmade bed, while the limousines wait in the street.
Those were the reasons and that was New York, we were running for the money and the flesh.
And that was called love for the workers in song probably still is for those of them left.
Ah but you got away, didn´t you babe, you just turned your back on the crowd, you got away, I never once heard you say, I need you, I don´t need you, and all of that jiving around.
I remember you well in the Chelsea Hotel you were famous, your heart was a legend.
You told me again you preferred handsome men but for me you would make an exception.
And clenching your fist for the ones like us who are oppressed by the figures of beauty, you fixed yourself, and said, "well never mind, we are ugly but we have the music."
I don´t mean to suggest that I loved you the best, I can´t keep track of each fallen robin.
I remember you well in the Chelsea Hotel, that´s all, I don´t even think of you that often....

EL MAR - John Banville

Se marcharon, los dioses, el día de la extraña marea. Las aguas de la bahía, toda la mañana bajo un cielo lechoso, habían crecido y crecido, alcanzando alturas inusitadas, las pequeñas olas inundaban una arena reseca que durante años no había conocido otra humedad que la lluvia y lamían las mismísimas bases de las dunas. El casco oxidado del carguero que permanecía encallado en la otra punta de la bahía desde tiempo inmemorial debió de pensar que iban a volver a botarlo. Después de ese día yo no volvería a nadar. Las aves marinas gimoteaban y se lanzaban en picado, nerviosas, al parecer, ante el espectáculo de ese enorme cuenco de agua inflándose como una ampolla, de un azul plomizo y un brillo maligno. Tenían, aquel día, una blancura antinatural, los pájaros. Las olas depositaban una orla de sucia espuma amarilla en el límite de las aguas. Ningún barco estropeaba la línea del alto horizonte.
No nadaría, no. Nunca más. Alguien acababa de caminar sobre mi tumba. Alguien.

THE SEA - John Banville

They departed, the gods, on the day of the strange tide. All morning under a milky sky the waters in the bay had swelled and swelled, rising to unheard-of heights, the small waves creeping over parched sand that for years had known no wetting save for the rain and lapping the very bases of the dunes. The rusted hulk of the freighter that run aground at the far end of the bay longer ago than any of us could remember must have thought it was being granted a relaunch. I would not swim again, after that day. The seabirds mewled and swooped, unnerved, it seemed, by the spectacle of that vast bowl of water bulging like a blister, lead-blue and malignantly agleam.They looked unnaturally white, that day, those birds. The waves were depositing a fringe of soiled yellow foam along the waterline. No sail marred the high horizon. I would not swim no, not ever again.
Someone has just walked over my grave. Someone.

TERRA NATAL - Marià Villangómez

Arrelar, com un arbre, dins la terra:
no ser núvol endut d´un poc de vent.
Sobre els camps coneguts de cada dia,
veure un cel favorable i diferent.
Mirau com cau, quotidià, el crepuscle,
cada cop renovant-me el sentiment.
Damunt la terra nostra i estimada,
del cor neixen el pi, l´aire i l´ocell.
El blanc record de la infantesa hi sura,
i ha de fer bo, aquest sol, als ossos vells.
Vull escoltar-hi aquest parlar que arriba
de molt antic als llavis de la gent.
El meu amor, la ferma companyia,
vull somiar-hi, entre la mar i el vent.

el viento nos llevará, Noir Desir































No tengo miedo de la ruta
habrá que ver, hace falta probarla
los meandros de la parte baja de la espalda
y todo irá bien allá
el viento nos llevará

Tu mensaje a la Osa Mayor
y la trayectoria de la carrera
una instantánea de terciopelo
incluso si no sirve para nada va
el viento se la llevará
todo desaparecerá pero
el viento nos llevará

La caricia de la metralla
y esa pena que nos tirotea
el palacio de los otros días
de ayer y de mañana
el viento los llevará

Genética en bandolera
los cromosomas en la atmósfera
taxis para las galaxias
y mi alfombra voladora dice?
El viento se la llevará
todo desaparecerá pero
el viento nos llevará

El perfume de nuestros años muertos
este que puede llamar a tu puerta
infinidad de destinos
Se pone uno y ¿qué es lo que se recuerda?
el viento se lo llevará

Mientras sube la marea
y que cada uno rehaga sus cuentas
llevo al hueco de mi sombra
los polvos de tí
el viento se los llevará
todo desaparecerá pero
el viento nos llevará.


*******************

Le vent nous portera

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour les galaxies
Et mon tapis volant dis ?
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Ce parfum de nos années mortes
Ce qui peut frapper à ta porte
Infinité de destins
On en pose un et qu'est-ce qu'on en retient?
Le vent l'emportera

Pendant que la marée monte
Et que chacun refait ses comptes
J'emmène au creux de mon ombre
Des poussières de toi
Le vent les portera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera.


viernes, 8 de febrero de 2008


mis desastres naturales


que aquí se sufrió un incendio
te dirán mi olor a humo y las cenizas de mis intentos.
que pasó un vendaval
y me dejó desnuda y algo aturdida
en mitad de esta mala ciudad
que ni es lo suficientemente grande como para perderme
ni lo suficientemente pequeña como para encontrarme.
que llego de un invierno frío
que acabó con las huertas igual que acabó con mi esperanza.
que sufrí un pequeño terremoto
ignorado por la escala de Richter pero que echó mis cimientos por los suelos.
que subió la marea
y en lugar de ahogar mis penas disfruté de un cruel naufragio.
pero a pesar, muy a pesar de éstos,
mis pequeños desastres naturales,
se dice que la tierra es sabia
y que aunque no olvida,
es capaz de rehacerse
aunque sólo sea...
para volverse a deshacer