malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

sábado, 8 de marzo de 2014

tipografía del caos




Cuando mi cuerpo sea un suburbio de tu vida,
una planta sin luz,
una habitación que muerda heridas,
con solo mirar la tarde por la ventana
sabré a qué saben las doce de la noche y las 3:33 de la madrugada

cuando tu cuerpo sea un absurdo
curtido, descosido y rematado
en mil hazañas,
y pernocten en tus noches los recuerdos
cual rameras que siempre marchan,
desfilarás por el desgarro con elegancia

mis ojos definen lluvia
sin ti se acota el universo
mis ojos definen lluvia
sin ti se acota el universo

rezarle al rocío que le llora a la copa que te calma,
detonar versos que sean peligro,
esculpir brillantes amaneceres en ataúdes que laten rojo,
mientras mis dioses ovulen trucos de trilero
a la salida de los cines donde tú y yo nos follamos todos los finales felices
hacer del caos una delicia será un hecho
el manjar que nos manche los dedos
talaremos la pena en caliente y la abandonaremos desdentada y apagada

seremos lluvia de pedazos
saltaremos por los aires con el vientre lleno de lágrimas
y palabras que empujan salvajes inventando senderos y cornisas en la piel
encogidos en los restos nos lloraremos con cada órgano
estaremos en ninguna parte
suspendidos en el itinerario de la caída a ojos cerrados
derramando nuestros nombres
despintando muecas con los puños que saben a barro
  
que la tentación sea vivir hasta desvivirse
albergar el tugurio que nos emborrache con los ojos de la hora enferma
y atrapar la felicidad que nos gangrene enteros,
temblarnos rojos y expuestos
sernos puerto y hallar la belleza de las agallas
y de la piel en coma no saber nada
 
declaro que mi cuerpo sea tu trinchera
defiendo que te viertas amante de la noche depravada 
la piel vuelta, lo sabes,  no regresa 
detrás de ti no hay nada

5 comentarios:

  1. ...y los besos con metralla son los que mejor sabor tienen.... saludos!

    ResponderEliminar
  2. declaro que mi cuerpo sea tu trinchera

    defiendo que te viertas amante de la noche depravada

    la piel vuelta, lo sabes, no regresa

    detrás de ti no hay nada


    Este final es de infarto. Tu lenguaje siempre atrevido y desnudo,
    tan tuyo, que me pones la carne de gallina, erizaica como dicen por aqui
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Llorarse con cada órgano, qué salvajada más cierta.

    Un abrazo, Julia.

    ResponderEliminar