malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

jueves, 5 de noviembre de 2009

"DIABULUS IN MUSICA"

Robert Johnson, apodado como ”El Rey del Delta Blues”,tan solo hizo 29 canciones, con lo que el mérito se acentúa más aún porque si sólo con 29 canciones ha logrado ganarse el respeto de tan grandes personajes significa que realmente era bueno. Y este no es el único dato curioso de la vida de Robert Johnson; sólo se conservan dos fotografías suyas, y ningún video, ninguna entrevista, ni siquiera una biografía lo suficiente precisa como para aclarar su fecha de nacimiento. Por no mencionar que murió a la edad de 27 años, una edad bastante simbólica en el mundo de la música si tenemos en cuenta que con esa misma edad murieron Kurt Cobain, Jimi Hendrix, Jim Morrison o Brian Jones (el primer guitarra de los Rolling Stones).
Pero todo esto solo son datos sobre su vida, la leyenda viene ahora. Se dice que Robert Johnson vendió su alma al diablo en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Missisipi) a cambio de interpretar el blues mejor que nadie. Al parecer, Son House, otro bluesman de la época, conoció a Johnson cuando era joven, y este apenas si sabía tocar la guitarra; pero cuando se lo volvió a encontrar dos años después, temporada en que el guitarrista había estado desaparecido, era todo un maestro. Es extraño, pero la cosa no acaba ahí. Robert Johnson tuvo una vida un tanto pesimista: jamás conoció a su padre, su madre era hija de esclavos, perdió a su mujer embarazada y al hijo que esperaba, y murió sin llegar a los 30 no se sabe de que, aunque se cree que pudo ser envenenado por algún marido celoso. Hay que destacar que murió en un cruce de caminos en Missisipi, un lugar parecido en el que supuestamente hizo su famoso trato. Se sabe donde murió, pero no donde esta enterrado, hasta el punto de que se han hecho tres lápidas con su nombre. Esta es una de ellas, en la que pone: ”Resting in the blues”.

1 comentario:

  1. Siempre me ha gustado imaginar el famoso cruce de caminos. El famoso trato. Notas músicales en medio del polvo y los zapatos rotos. Apostaría que el diablo llegó con retraso.

    ResponderEliminar