malditos sean los curiosos y que los malditos sean curiosos:
la esencia de la poesía es una mezcla de insensatez y látigo...
....el gran Hank

sábado, 12 de noviembre de 2011

sin intoxicarla.....







































pregúntale al diablo
si te queda algo
por empeñar

y si es así
dame una noche
una sola noche

sin intoxicarla

quebrémonos
salvémonos

y mi ropa yacerá
como un animal somnoliento
a los pies de tu cama

sabes que eres como el viento
golpeando en la ventana
de mi deseo

sabes que eres el dios salvaje
que reina
en mi alma

sé de tus amaneceres
sé de tus oscuridades

comparto ese lenguaje
del silencio
que pocos entienden

arranco la maleza
de tus senderos ocultos
y puedo darte luz,
aire y 21 grados

saca lo mejor de ti
saca lo peor de ti

y si pretendo escapar
muérdeme los tobillos

tú puedes

4 comentarios:

  1. hacer sangre en los tobillos...
    el crimen perfecto

    me reafirmo
    mejor lo que sale de ti...

    ResponderEliminar
  2. Un texto que se lee, de un trago.
    un buen trago.
    bello texto¡¡

    ResponderEliminar
  3. esto sí que es leña para encender un buen fuego... ¡no se hable más!


    besotes!

    ResponderEliminar